Auténtica Cerveza Artesanal

Los cuatro elementos esenciales que hacen vibrar cualquier paladar

Auténtica Cerveza Artesanal: AGUA

Agua

Es el elemento más importante ya que el 90% de la cerveza se compone de agua. Por eso la tratamos y cuidamos durante todo el proceso para lograr una Auténtica Cerveza Artesanal de máxima pureza y calidad. Es muy importante que sea potable, libre de contaminantes orgánicos, pesticidas y metales pesados. Para la elaboración artesanal se utilizan diferentes tratamientos fisicoquímicos que permiten eliminar el exceso de minerales, microorganismos, partículas y materiales orgánicos naturales que contaminan el agua, afectando su claridad y sabor. Cada estilo de cerveza tiene un tipo de agua ideal: las aguas duras o con más minerales favorecen a las Pale Ale, mientras que los estilos más dulces y de color oscuro se producen con aguas bajas en sulfato de calcio y altas en carbonato.

 

Auténtica Cerveza Artesanal: LÚPULO

Lúpulo

Responsable de aportar el amargor, de que la cerveza exprese su mejor aroma y de que brinde un sabor propio. La flor de lúpulo, habitualmente comprimida en formato de pellets o polvo, contiene un aceite esencial llamado lupulina que aporta el amargor necesario para contrarrestar la dulzura de la cebada malteada y lograr una bebida equilibrada. Además, el lúpulo también tiene un suave efecto antibiótico contra las bacterias, lo que le permite actuar como gran conservante. Los cerveceros trabajamos con distintos tipos, dependiendo de las características que queramos darle a la cerveza. De hecho, existen más de 100 variedades entre lúpulos amargos y aromáticos, que según su cantidad de alfa ácidos se usan para agregarle a la bebida mayor amargor o más sabor.

 

Auténtica Cerveza Artesanal: LEVADURA

Levadura

Una levadura es un hongo unicelular que, mediante la fermentación, transforma los glúcidos y aminoácidos de los cereales en alcohol etílico y dióxido de carbono. Usada durante cientos de años para elaborar cerveza, es el “elemento primordial”, responsable de que la magia suceda y de que los elementos combinados generen una inigualable Auténtica Cerveza Artesanal. Para su elaboración se utilizan dos tipos principales: las Ale o de alta fermentación cuya temperatura óptima ronda los 18 y 24º, y las Lager o de baja fermentación (7 a 15º) cuya actividad es más atenuada y produce menos espuma. Mientras las Ale fermentan más rápido y se consumen después de un corto período desde su fabricación, las Lager son más lentas y requieren de un proceso de almacenamiento a 0 grados que puede durar de 3 semanas a 3 meses.

 

Auténtica Cerveza Artesanal: CEBADA MALTEADA

Cebada malteada

El proceso de malteado es el punto inicial dentro de la fábrica. Para lograr que la calidad de la Auténtica Cerveza Artesanal sea constante, en Cervecería Ogham compramos siempre la misma malta importada y el trabajo de molienda es idéntico para lograr homogeneidad. El proceso de la cebada se realiza en 3 etapas a lo largo de una semana: primero se remoja en agua, luego se germina durante 6 días y finalmente se seca. Como su curso es continuo, las malterías controlan las 24 horas que se favorezca la formación de enzimas para transformar el almidón en azúcar y las proteínas en aminoácidos. Distinguimos a las maltas base, usadas en el 80% de las recetas ya que su azúcar es convertida fácilmente en alcohol, y a las especiales por otro lado, que caracterizan el color, el sabor, el cuerpo, el aroma y la espuma del producto final.